Enhanced!. Photographic Works From the Drapkin Collection (...) CAM, Tampa

“Hoy resulta algo sobrecogedor, no exento de morbosidad, pero en el siglo XIX era tan normal retratarse con los muertos, como ahora hacer una foto pensado en las redes sociales”.

 

“Enhanced.! Winth Contemporary Light-Base Mediarecientemente exhibida, ha sido una exposición de fotografía discreta pero con el gusto por cultivar la curiosidad hacia la investigación y la historia . Con el atractivo de imaginar otras lecturas, nuevas historias sobre imágenes del pasado, contemporáneas y actuales. La muestra, curada por Noel Smith, chef curator del Contemporary Art Museum (CAM-USF), está realizada a partir de una selección de las obras pertenecientes a la Colección Drapkin.

“Enhanced.!(…)” se articula en dos secciones: La primera, contempla fotografías que van desde la década de 1850 hasta la de 1960. Abarcando desde la invención de la fotografía y el desarrollo de la imagen fotográfica hacia el aura clásica de sabor romántico, hasta su conversión en medio de difusión y consumo masivo. En esta sección vemos obras de, por ejemplo, Anna Atkins, Harold Edgerton, Alexander Gardner, Gustave Le Gray, Man Ray, Eadweard Muybridge, Jerry Uelsmann, y Weegee. La segunda sección se sumerge más en la contemporaneidad, llegando hasta la imagen fotográfica digital como elemento constitutivo de lo que hoy llamamos aldea global. En ella intervienen obras de, entre otros, Yoan Capote, James Casebere, Jerome Favre, Adam Fuss, Debbie Grossman, Kalup Linzy, Christian Marclay, Vik Muniz, Yamini Nayar, Roman Signer, y Peter Tscherkassky   

 Hay fotografías en blanco y negro de mediados del siglo XIX, del mismo modo que también hay de la primera mitad del siglo XX y, además, fotografías en colores del siglo XXI. A pesar de estas diferencias del factor épocal de las fotografías, todas comparten, sin embargo, un mismo denominador común. Son fotografías que, bien manual, o bien digitalmente, han sido transformadas para variar una serie de atributos perceptivos de la imagen fotográfica. Unas variaciones que  "engañan" nuestra mirada, pero que en este "engaño" nos ofrecen una comprensión de mayor calado sobre la fotografía como medio expresivo. Y esto quiere decir fundamentalmente percibir la fotografía más allá de la convención y explorar otras posibilidades de expresión, distintas al modo en que comúnmente la vemos y usamos en nuestra cotidianidad.

En “Enhanced.!(…)”, ahonda en cómo el género del paisaje y del retrato, estaban presentes en los albores de la fotografía. Ejemplo de ello es un paisaje marino de 1860. Es un paisaje del atardecer, donde rayos de sol atraviesan un cielo nuboso, proyectando al mar un resplandor que descubre una embarcación en el horizonte. Hay en la exposición varias fotografías muy curiosas de ese período, pero hay una que me llamo la atención particularmente. Es una foto de 1880, por cierto, anónima, donde aparece un hombre cuya apariencia, recuerda  a los personajes burgueses descritos en las novelas de Gustav Flaubert, Honore de Balzac  o de   Robert Stendhal. Un burgués sentado que sostiene con el brazo derecho una bandeja donde reposa su cabeza. Y mientras el brazo derecho presenta la cabeza cortada, la mano izquierda le señala con el índice. La foto, trasformada, con humor e ironía rompe la solemnidad, el duelo con la que entonces el relato fotográfico representaba la muerte.

Es una imagen desconcertante si pensamos que en 1880 la fotografía, para el imaginario sociocultural decimonónico, era una especie de magia que ¨evitaba¨ la desaparición, una imagen para trascender la mortalidad. De ahí el hábito, muy común en el siglo XIX de, post morten, vestir y embellecer al cadáver simulando que aún estaba con vida para una última foto con la familia o, simplemente, con los amigos. Hoy resulta algo sobrecogedor, no exento de morbosidad, pero en el siglo XIX era tan normal retratarse con los muertos, como ahora hacer una foto pensado en las redes sociales.

Avanzado en la segunda sección de la exposición entramos en la era digital, donde se ha desmaterializado el proceso de obtención de la imagen. Son fotografías, muchas de ellas, intervenidas "tranformadas" o "retocadas" por medio de programas informáticos. Destaca aquí el proyecto de Debbie Grossman My Pie Town. En el, Grossman retoma fotografías realizadas por Russell Lee en 1940 para United States Farm Security Administration sobre el poblado Pie Town (Nuevo México). Una población que, situada en zona fronteriza, mitificó los valores de la vida rural como una especie de fundamento del patriotismo americano. Grossman, setenta años después, toma las fotos de Lee y, a través del Photoshop, reinterpreta muchas de ellas, dejando otras vírgenes. En las fotos de Grossman, respecto a las originales de Lee, los rasgos del rostro y el cuerpo femenino, por ejemplo, han sido endurecidos hasta adquirir cierto aspecto varonil. Las distancias entre los sujetos también, alterando la composición original. Son nuevos atributos para estas imágenes, marcadas por las visiones utópicas de Grossman, su nostalgia sobre la conservación y expresión de los valores de la cultura americana.

“Enhanced.!(…)” además de brindarnos un panorama historiográficamente rico, inspirador, también nos invita a viajar sobre cómo la fotografía ha documentado nuestras vidas, nuestros hábitos, nuestra historia. Al mismo tiempo, reflexiona sobre los profundos cambios que esta experimentado la representación de la historia, la cultura, el individuo y la sociedad, bajo el imperio de la imagen digital.

¨Enhanced!¨. Photographic Works from the Drapkin Collections with Contemporary Light-Based Media. CONTEMPORARY ART MUSEUM |Institute for Research in Art University of South Florida 4202 East Fowler Avenue, CAM.101. www.ira.usf.edu

 

 Cortesía de imágenes. CAM (USF)