Becoming México. Expresivas fotografías de Manuel Carrillo sobre el México del siglo pasado

Por Dennys Matos

Uno de los rasgos más distinguible de la fotografía mexicana del siglo XX es el realismo y, dentro de ese realismo, específicamente el realismo social. Es un rasgo estético remarcado que puede apreciarse en las obras de Manuel Álvarez Bravo, Tina Modotti, Lola Álvarez Bravo, Víctor Casasola o Héctor García, cuyos trabajos más importantes discurren, fundamentalmente, en la primera mitad del siglo pasado. Y, en este sentido de una vocación profunda por el realismo,  la obra de Manuel Carrillo (1906-1989),  no es la excepción. Incluso podría decirse que, en muchos aspectos, es aún más radical en su realismo social, en el apego a la realidad  respecto a los maestros que le precedieron.

Becoming Mexico: The Photographs of Manuel Carrillo, curada por Klaudio Rodríguez, reúne más de tres decenas de fotografías en blanco y negro fechadas entre las década de de 1950 y 1980. Carrillo llegó un poco tarde a la fotografía,  porque aunque nació en los primeros años siglo XX, en fechas próximas a las de, por ejemplo, Manuel Álvarez Bravo y Lola Álvarez Bravo, no es hasta principio de la década de 1960 que su trabajo comienza a ser conocido, sobre todo en México y Estados Unidos. Ya en esas obras se observa una inmersión de la mirada de Carrillo en la realidad más inmediata, en el acontecer cotidiano de las poblaciones rurales. Describiendo un recorrido que va desde los territorios más recónditos del interior (Cemetery in Mist), 1955-75, pasando por las comunidades indígenas (Woman With Child), 1955-75 hasta las poblaciones costeras de pescadores (Boy on Shipping Pier), 1960-80.

Observando estas obras, se percibe en Carrrillo la influencia de los grandes fotógrafos mexicanos de la primera mitad del siglo XX.  Se percibe -más allá de su alineación con el realismo social- en el manejo de la luz, en la estetización del juego con las sombras y los claros oscuros. Estos efectos, además de enfatizar las figuras humanas, envuelve a estas de una especie de halo, de un aura  real y onírica a la vez como sucede por ejemplo en  Woman Wearing Shawl Sitting on Park Bench, (1970) y Boy Seated on Step in Doorway (1971).  Pero hay una sustancial diferencia discursiva de Carrillo, respecto a sus colegas mexicanos de la primera mitad. Si estos se convierten en narradores visuales de las epopeyas revolucionarias, documentado las convulsiones socio políticas de esos años Carrillo, en cambio, va a reportar en los años 1950 sobre el paisaje social y cultural pos revolucionario. El trabajo en el campo, las tradiciones y vestuarios, los hábitos populares, las costumbres y credo religiosos, afloran en el discurso de estas imágenes.  Son imágenes que hablan también de la diversidad etnoracial y cultural de un México posterior a la Revolución Mexicana, que había allanado la entrada del país a un proceso de modernización. Una modernidad capitalista que comienza a cambiar el rostro de México en medio de un complejo y contradictorio paisaje socio cultural.

 Carrillo fotografía a sus personajes en trajes tradicionales, en labores y ceremonias que distinguen la cultura popular rural, desde un espíritu que reivindica estos valores como valores auténticos de la identidad cultural mexicana. Son obras como, entre otras,  Rope Vender in Market Place, 1955-75 y Cowboy with Saddle and Sombrero, 1960 que captan una realidad de atmósferas más pintorescas que incide visualmente en los estereotipos. Fotos de planos medios o generales que permiten ver a sus personajes con los atuendos de ropas tradicionales (Por ejemplo, los hombres calzando huaraches y las mujeres luciendo rebozos). Pero estas obras, que están más cerca de los tópicos y patrones folklorista  con los que entonces se solía representar la identidad cultural mexicana, son contrastados con imágenes de una población rural que vive en habitares empobrecidos

Es algo que puede apreciarse expresivamente en obras como, por ejemplo,  Girl Wearing Shawl in Walled Field, 1955-75 o en Boy Seated on Step in Doorway, 1971. Pero resulta aún más sintomática la mirada de Carrillo cuando el espectador advierte que abundan en esta exposición fotografías sobre niños en ambientes de pobreza. Niños son los que viven solitarios en las calles de una ciudad y, también, niños son los que habitan en páramos polvorientos o en poblaciones de mar. Y cuando se mira en perspectiva discursiva la exposición da la sensación que Carrillo hace de la niñez una especie de metáfora. Y se tiene la tentación de ver en esa niñez excluida, ver en la incertidumbre de su mundo de vida, la metáfora de promesas no cumplidas por un proyecto de modernidad sociocultural marcado por el espíritu profundamente social de la revolución mexicana.  

Todas las imágenes por cortesía del The Patricia & Phillip Frost Art Museum

.Becoming México. The Photographs of Manuel Carrillo.  The Patricia & Phillip Frost Art Museum FIU.   10975 SW. 17 Street. Hasta 17 de Septiembre.